miércoles, 2 de diciembre de 2009

Cruz Encineta

Dificultad: media / Desnivel: 420 mts / Tiempo estimado (ida + vuelta): 2 horas 20´ / Acceso: desde Arnedillo

La subida a la Cruz Encineta (1.104 metros) es una ruta corta en longitud, pero exigente en cuanto al fuerte desnivel (aproximadamente 420 metros) que se salva en poco recorrido. El terreno, escaso en vegetación y seco, presenta fuertes rampas que se inician en el punto de salida de la excursión y no cesan hasta la llegada a la misma cruz.

No se trata de una ruta que destaque por su belleza, pues la aridez domina en el paisaje, pero los grandes roquedos calizos del entorno, hábitat de numerosas especies de aves rupícolas que anidan en esta zona, así como las impresionantes vistas del Valle del Cidacos, confieren gran encanto a esta peculiar excursión.

El punto de partida de la ruta lo encontramos en la localidad de Arnedillo (685 metros), donde estacionaremos nuestro vehículo en el aparcamiento próximo al balneario.

Nos dirigimos hacia la Vía Verde, dejando las piscinas a la derecha hasta llegar a una zona deportiva, donde localizamos antes de la entrada al túnel un tramo asfaltado que se dirige hacia el estrecho puentecillo que se ve más adelante y que debemos atravesar para cruzar a la otra orilla del río Cidacos.

Una vez en la otra orilla, debemos tomar la senda que se dirige hacia la izquierda, hasta llegar al cabo unas decenas de metros a un banco de metal de color amarillo. Llegados a este punto, tomamos la senda ascendente de la derecha, punto donde comienza la verdadera ascensión que en esta primera parte del recorrido transcurre en medio de un pequeño pinar.

Seguimos fácilmente el camino que tras una serie de vuelta nos conduce a las proximidades de una gran estatua de un Cristo (el Sagrado Corazón) que se ve a la derecha (aproximadamente a 15 minutos del río). Continuamos de frente, en dirección sur, siguiendo el trazado de la estrecha senda que discurre entre medio de los dos barrancos que nos flanquean (el de Yeseras, al este; y el de Valentun, al oeste).

El sendero es fácil de seguir y no presenta dificultades de extravío. Se trata simplemente de seguir de frente, hasta alcanzar (40´) un sendero más ancho, perpendicular al que veníamos siguiente, y que debemos continuar hacia la derecha, adentrándonos en una zona de considerable pendiente.

Pocos metros antes de llegar al siguiente pinar que vemos de frente, aparece una desviación hacia la izquierda (con mojón incluido) que debemos tomar. Un nuevo fuerte repecho se presenta ante nosotros. Si no hemos visto el mojón, no debemos preocuparnos, ya que simplemente deberemos iniciar el ascenso de manera paralela al pinar, que dejamos a la derecha.

En 1 hora 10´, más o menos, llegamos a un claro donde finaliza la fuerte pendiente. En la zona vemos varias antenas y repetidores de metal, así como enfrente un vértice geodésico con buzón montañero, destino final de la excursión.

El regreso se realizará por el mismo camino, empleando unos 45 minutos.

Cabe la posibilidad de alargar la ruta, dirigiéndonos hacia Peñalmonte (1.276 metros) en dirección SE por la pista que discurre a lo largo del cordal cimero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada