sábado, 5 de diciembre de 2009

Bosques de San Román

LOCALIZACIÓN: Camero Viejo

ACCESO: Desde el Barrio la Estrella de Logroño, tomar la LR-250 en dirección a Villamediana. Continuaremos por esta misma carretera hacia Ribafrecha y Laguna de Cameros.

Tras pasar Ribafrecha, continuamos por la LR-250 hacia Soto de Cameros y Laguna de Cameros hasta llegar, al cabo de 37 km desde que salimos de Logroño, a San Román de Cameros.

A unos 125 metros del cartel de salida del pueblo, encontramos una pista a la derecha del camino, anunciada como el tramo del GR-93 hacia Laguna de Cameros. También veremos un cartel indicador de "La Dehesa". En este punto estacionaremos el vehículo.

CARACTERÍSTICAS:
Dificultad: escasa
Tiempo estimado: 2 horas y media
Recorrido circular
Distancia: 8 km
Desnivel:350 metros.
Cartografía: Hojas 242-I y 242-II, escala 1:25.000, del Inst. Geogr. Nacional.


DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:

La ruta es una sencilla pero amena excursión que permite recorrer los montes y bosques próximos a San Román de Cameros.

El itinerario comienza en la zona donde estacionamos el coche, desde donde comenzaremos un suave ascenso a través de una amplia pista que forma parte del GR-93 y que por tanto está marcada con las características señales blancas y rojas que seguiremos en esta primera parte del recorrido.

La pista transcurre paralelamente a un arroyo que veremos a la izquierda y pronto llegaremos a unos corrales situados a ambos lados del camino. A la izquierda se sitúa un abrevadero para el ganado.

A unos 10 minutos desde que comenzamos la marcha, llegamos a un portón que debemos atravesar, para internarnos en una zona donde abunda el quejigo en un frondoso bosque situado a la izquierda del camino. Continuamos ascendiendo suavemente, siempre guiados por las señales blancas y rojas del GR.

A unos 25 minutos del comienzo, llegamos al final de la pista que veníamos siguiendo. En este punto se encuentra otro abrevadero y un cartel con versos de Antonio Machado. Tomaremos el sendero situado detrás de él, poniendo especial atención en continuar las señales blancas y rojas, pintadas en árboles y piedras.

A unos 5 minutos del cartel con los versos, observamos una piedra incrustada en mitad de un tronco en la que aparecen pintadas las señales blancas y rojas. En este punto debemos prestar atención, ya que el sendero a seguir gira bruscamente a la derecha unos 90º. Seguiremos el ascenso zizagueando, siempre siguiendo las señales del GR.

A unos 55 minutos desde que comenzamos, llegamos a un alto (1.123 metros) en el que se encuentra emplazado un murete de piedra junto a varios imponentes ejemplares de roble. Atravesamos la valla al lado del enorme tronco caído y seguimos por el GR en un suave descenso por un sendero bien marcado hasta llegar a un collado. Olvidamos las señales del GR que veníamos siguiendo y atravesamos la alambrada de la derecha, para internarnos en un bosque de hayas. Descendemos por un sendero poco marcado que se sitúa a la izquierda de la puerta de la valla.

Seguimos descendiendo entre hermosos ejemplares de haya (árbol poco común en esta parte de los Cameros) y algunos acebos. Tendremos que salvar el obstáculo que representa una enorme rama de haya situada en medio del camino. Poco a poco la imagen del pueblo fantasma de Santa María comienza a vislumbrarse a la derecha.

El descenso, un tanto anárquico por la ausencia de señales, nos terminará por llevar a un claro en el fondo del Barranco del Hayedo, situado a la vera de un río, el cual atravesaremos sin dificultad para continuar a la derecha, hacia el pueblo de Santa María. Seguiremos el camino bien visible, dejando a la derecha un barranco. Conforme avancemos, podremos contemplar arriba, a la izquierda del camino, las ruinas del pueblo de Santa María.

A unos 10 minutos del río, y coincidiendo con una cerrada curva en la amplia pista que venimos siguiendo, dejamos la misma para descender por un sendero a la derecha que nos permite atajar. No tardaremos en enlazar con la pista que se ve abajo, tras atravesar el arroyo de Santa María.

Continuamos por la pista, a la que enseguida se une una que viene por la izquierda, dejando a la derecha el barranco de Santa María y al otro lado un enorme pinar.

No tardaremos en observar a la derecha una caseta y un poco más adelante un estanque artificial para la captación de aguas.

Siguiendo la pista, llegaremos al cementerio de San Román y a una fuente, donde giraremos a la derecha, para internarnos en las calles de este bonito pueblo y alcanzar el punto donde dejamos estacionado el vehículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada