sábado, 23 de enero de 2010

Acebo (Ilex aquifolium)


Familia: Aquifoliaceas

Su nombre procede de: Ilex, del nombre latino de la encina, por el parecido de sus hojas; aquifolium, nombre clásico del acebo, quizás de acus=aguja y folius=hoja, aludiendo a los pinchos de las mismas.

El acebo es un pequeño árbol o arbusto que no suele sobrepasar los 10 metros de altura y que actualmente se encuentra protegido debido a que es muy apreciado como ornamento en Navidad.

Sus hojas, perennes, son muy características a causa de su color verde brillante en la parte superior y sus espinas en los bordes.


Siempre surge la duda de si el acebo es macho o hembra... de lo que se trata es de un árbol dioico que tiene flores masculinas o femeninas. Por tanto solo aparecen frutos en los ejemplares hembras. Flores blanquecinas o verdosas, axilares, solitarias o en fascículos. Fruto drupa, globoso, de color rojo, de 7-8 mm de diámetro. Fructifica entre septiembre y octubre momento realmente espectacular para ir a verlos en su hábitat. Los frutos son Tóxicos.

El acebo crece en casi toda la Península Ibérica, especialmente en sotobosques de hayas, robles y pinos.

En La Rioja, podemos encontrarlo en muchas zonas, destacando el acebal de Valgañón, considerado el más importante de toda la región. Para llegar a el se parte del pueblo de Valgañón dirección Burgos y a 5 km hay una pista forestal que se toma hasta una planicie con una charca donde se deja el coche y se parte hacia unas edificaciones (corrales) desde las que se ve el bosquete mas adelante hacia el este.

Las ramas de Acebo tienen “imán” sobre los paseantes que se encandilan con sus colores. No merece la pena su recolección pues las hojas y frutos se caen a las pocas horas de cogerse. Respétalos.

(la foto fue tomada en los alrededores de Turza)

Miguel Pérez y Nano del Hoyo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada