viernes, 27 de noviembre de 2009

Peñas de Tobía y Matute

CARACTERÍSTICAS:
Dificultad: baja
Distancia aproximada: 6 km
Recorrido circular
Tiempo estimado: 2 horas

La ruta propuesta constituye una interesante y fácil excursión que permitirá al caminante deleitarse con preciosas vistas en un paraje singular dominado por retorcidos estratos calcáreos y paredones que albergan gran variedad de aves rapaces y rupícolas.

El camino a seguir comienza en la misma plaza en donde estacionamos el coche. Debemos continuar por la pista asfaltada que se ve desde la plaza y que se estrecha entre varios edificios. No tardaremos en ver un frontón a la izquierda y una fuente. Estamos saliendo del pueblo y en breve debemos llegar a una pequeña edificación de color blanco a la derecha del camino, en la que aparece escrito “Cofradía de San Julián”.

Justo enfrente de la “Cofradía de San Julián”, hay un puente sobre el río Tobía que debemos tomar. Avanzamos hasta llegar a una zona de corrales y tomamos un pequeño sendero ascendente que arranca a la derecha. En este punto habremos estado caminando poco menos de cinco minutos (la última vez que realicé esta excursión encontré en este punto una especie de pequeña empalizada de tablas que anteriormente no existía. No existe ningún problema en rebasarla para poder continuar por la senda indicada que aparece detrás de ella y que debemos seguir).

Continuamos ascendiendo por el sendero hasta llegar al barranco de Entrepuerta, tras haber librado un roquedo. La senda continúa hacia la izquierda, ascendiendo a media ladera de manera paralela a un arroyo que se intuye abajo a la derecha. A la izquierda contemplamos la imponente mole de piedra de Peña Tobía. Enfrente, vemos al fondo Cerro Peñalba (1.207 mts).



En unos 15 minutos llegamos a la fuente del Tamboril, en donde se hallan emplazados un par de abrevaderos para el ganado. Seguimos ascendiendo por la pista principal, ancha e inconfundible. Más adelante, cruzamos un arroyo.

Continuamos valle arriba, dejando a la derecha una senda que parte hacia la arista norte de Cerro Peñalba. Poco a poco el camino a seguir se va difuminando y es fácil perder la senda. En cualquier caso, la referencia visual que debemos tener en todo momento, y que siempre estará visible por encontrarnos en un terreno despejado de vegetación alta, es el collado que se ve arriba a la izquierda, entre Cerro Peñalba y la mole de Peña Tobía, punto que debemos alcanzar. También, debemos procurar dirigirnos siempre hacia la pared que se ve a la izquierda, avanzando en paralelo a ella y sin alejarnos de la misma, pero sin preocuparnos de seguir específicamente alguna de las sendas poco marcadas que van apareciendo porque el punto a alcanzar no tiene pérdida alguna.

En 1 hora llegaremos al Collado Londeras, con preciosas vistas. Desde aquí podremos acometer la ascensión a la cumbre de Peña Tobía, que presenta un par de tramos complicados. De regreso al collado, localizamos detrás una ancha pista de tierra que viene del cercano pueblo de Matute. Tomaremos este camino hacia la izquierda, iniciando el descenso hacia dicha localidad.

La pista da una serie de vueltas hasta aproximarse a Matute. Ignoramos el desvío a la derecha del camino que conduce a esta localidad, y continuamos por la pista hacia Tobía. Tendremos que recorrer un pequeño tramo de asfalto en la última parte del recorrido hasta llegar al punto que nos vio partir, dando por finalizada esta amena y curiosa excursión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada