lunes, 30 de noviembre de 2009

Amanita muscaria


Presente en numerosos tipos de hábitats, sobre todo en bosques de media y alta montaña, la amanita muscaria es un peligroso hongo micorrizógeno muy común, también denominado "matamoscas", debido a que provoca parálisis temporal a los insectos que se posan sobre ella. De hecho, por este motivo el nombre de "muscaria" proviene del latín (musca = mosca).

Su vivo color, que va desde el rojo intenso al anaranjado, dota a esta especie de una particular atracción y popularidad, lo que la ha llevado a considerarse la seta que, en la mitología y en los cuentos, habitan los gnomos. No obstante, no debemos olvidar que este hongo presenta elevadas dosis de muscarina, un componente tóxico que en dosis altas puede provocar incluso la muerte, aunque sus efectos más comunes son alteraciones neurológicas y gastrointestinales (cólicos, vómitos, diarreas, alucinaciones, confusión mental, excitación,...), por lo que debemos evitar el contacto con este hongo que, debido a su cautivadora belleza, puede atraer fácilmente la curiosidad de los más pequeños, ávidos por coger y tocar todo lo que está a su alcance.

Encima del sombrero suelen aparecer motas rugosas de color blanco o amarillento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada