sábado, 13 de febrero de 2010

Buitre leonado (Gyps fulvus)

El buitre leonado está distribuido en casi toda la Península Ibérica, salvo en Galicia, el oeste de Asturias y algunas zonas del sudeste peninsular. Se trata de la rapaz carroñera más abundante en nuestra geografía. Se calcula que, aproximadamente, nueve de cada diez buitres leonados residen en territorio español. Además, la población peninsular de Gyps fulvus representa el 87% del total europeo.

Eligen para nidificar escarpados rocosos, acantilados y hoces de difícil acceso, creando grandes colonias donde instalan sus "buitreras". El buitre leonado gusta de regiones cálidas y montañosas.

Poseen una agudísima visión que les permite localizar animales muertos de los que se alimentan. Describiendo grandes círculos sobre sus presas, advierten al resto del grupo para compartir el festín. No obstante, una vez iniciado el banquete, la competencia por la comida suele ser feroz.

Su envergadura oscila entre los 2,30 metros y los 2,80 metros; y su peso de 6 a 8 kg.

Es un magnífico planeador que aprovecha las corrientes de aire caliente para elevarse a gran altura, donde permanece gran parte del día.

Está fuera de peligro en España. En La Rioja destacan las colonias localizadas en las Peñas de Jubera y en el Cañón del Río Leza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada